Un instituto que emergió de la oscuridad de una guerra y se instauró como una nueva oportunidad
 
ÍndicePortalCalendarioFAQBuscarMiembrosGrupos de UsuariosRegistrarseConectarse
Conectarse
Nombre de Usuario:
Contraseña:
Entrar automáticamente en cada visita: 
:: Recuperar mi contraseña
Últimos temas
» Funny time [Libre y colectivo]
Ayer a las 4:52 pm por Siwon Lee

» Peligro en el auditorio [Priv. Youmu Itazu]
Ayer a las 8:14 am por Youmu Itazu

» Der Kloß im Schnee [Priv. Okita]
Miér Jun 20, 2018 6:53 pm por Joshua Buchholz

» Alguien a quien le dicen "sirenita" [Priv. Wynn]
Miér Jun 20, 2018 4:23 pm por Tyki Mikk

» Alguien quiere Rol c:
Miér Jun 20, 2018 4:04 pm por Charles Watson

» Talk [Privado. Erika SCHMITD]
Miér Jun 20, 2018 3:54 pm por Erika Schmitd

» En problemas [Priv. Erika Schmitd]
Miér Jun 20, 2018 3:44 pm por Erika Schmitd

» Un encuentro o un reencuentro (?
Sáb Jun 16, 2018 5:07 am por Youmu Itazu

» It's Friday Friday -Priv. Effi y los demás-(?)
Vie Jun 15, 2018 3:29 pm por Effi Weiss

» That's all? [Privado Okita Souji]
Vie Jun 15, 2018 3:09 pm por Jared Mason

» n__n Confesiones
Jue Jun 14, 2018 3:11 pm por Heinrich Weiss

» Perdida en el primer día (Privado Derek)
Miér Jun 13, 2018 5:54 pm por Derek Schmitd

» Un paseo por los jardines sin premeditar [Priv. Mio ]
Miér Mayo 30, 2018 2:44 pm por Mio Kuriyama

» Born Naked and the rest is drag
Lun Mayo 14, 2018 5:49 pm por Alan Cortés

» Holi, busco Rol D:
Lun Mayo 14, 2018 4:20 pm por Svetlana Ajmátov

» Wazzappp!!! ❤ babys!
Lun Abr 30, 2018 5:26 am por Fulvio Dahmer

¿En que estación estamos?

Tablon de Anuncios
Los posteadores más activos de la semana
Erika Schmitd
 
Charles Watson
 
Joshua Buchholz
 
Youmu Itazu
 
Tyki Mikk
 
Siwon Lee
 

Comparte | 
 

 Der Kloß im Schnee [Priv. Okita]

Ir abajo 
AutorMensaje
Joshua Buchholz
Profesor jefe: 1er año
avatar

Mensajes : 544
Fecha de inscripción : 17/12/2012
Edad : 31
Localización : Sala de ciencias quimicas

MensajeTema: Der Kloß im Schnee [Priv. Okita]   Miér Dic 28, 2016 6:22 pm

**Decían que el invierno en Rusia era el más frio. Intolerables grados bajo cero en comparación con la calidez de las tierras alemanas, pero en Andernach, específicamente ese invierno, se sentía como la ola de viento helado estaba arrebatándoles la vida a todos.
 
Los parques estaban casi vacíos, salvo por una o dos personas ¿No era mejor así? No sabía cuando se había vuelto una persona tan solitaria, o quizás siempre había sido alguien así, solo que ahora lo sentía carcomiéndole el pecho.
 
Buscaba un asiento donde poder sentarse, y aunque había un montón libre, no sabía cual elegir con exactitud.  Rodeó uno que estaba a la sombra de un árbol, y al pisar la nieve con sus botas, una sensación diferente a la suavidad se sintió en sus pies.
 
¿Qué era eso?  El cuerpo de un cachorro yacía sobre la nieve, sin vida, recostado sobre ella como si con desesperación buscara refugio, lo extraño era que la escena no movía ninguna fibra en él ¿Estaba entrando a la locura? ¿Esa era la respuesta? ¿Por qué le parecía esta escena algo tan natural? ¿Tan simple?  Acomodó su bufanda sobre su cuello, y se inclinó para tomar la nieve en sus manos cubriendo el cadáver como si nada.
 
–Uh… Los niños no deberían ver algo así –
 
Susurró mientras su cálida respiración salía en forma de vapor desde sus labios. ¿Habría alguien llorando a aquel animal?  De un momento a otro se sintió identificado con el desgraciado cachorro, por lo que se quedó pegado mirándolo sin decir ni una sola palabra. **


Última edición por Joshua Buchholz el Miér Abr 25, 2018 4:57 am, editado 2 veces
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Okita Souji
Alumno 2do año
avatar

Mensajes : 535
Fecha de inscripción : 16/12/2012
Localización : En cualquier sitio

MensajeTema: Re: Der Kloß im Schnee [Priv. Okita]   Jue Abr 19, 2018 9:32 pm

Frio, realmente hacía frio, había pasado toda la noche anterior observando cómo los copos caían por la ventana y ahora que estaba afuera podía sentirlos en sus manos. Era tan helado que incluso sobre sus guantes podía sentir como sus manos se congelaban, ¿Cómo podían sobrevivir las personas que estaban en las calles? Si tuviera un poco más de dinero seguramente les compraría un café a cada uno de ellos.
 
Había quedado de verse con alguien aquel día,  por lo tanto caminó directamente hacía la plaza donde se encontrarían. Era lo más normal que ocurría en su vida, y veía a aquella chica como la oportunidad perfecta para dejar atrás cada uno de los sentimientos que le estaban consumiendo el pecho. Hacía semanas que no sabía nada del profesor Andreí, y no podía borrar de su cabeza el aroma del profesor Joshua.
 
Divisó una maquina dispensadora, y caminó hacía ella para poder sacar una bebida caliente de esta. Cuando estuvo a punto de recoger la lata, sintió aquel aroma familiar y se giró para observar la figura del profesor caminando hacía una banca. Al parecer este no se había percatado de su presencia puesto que no se había girado ni una sola vez o acercado con alguna excusa idiota.
 
Pensó en que era mejor que no se toparan directamente y se volteo para caminar hacia su posición, pero algo lo detuvo. ¿Estaría ahí para encontrarse con otra persona también? Sus labios hicieron un gesto de molestia, y rápidamente volvió a la maquina dispensadora — ¿Qué se cree el maldito? ¡Se viene a aparecer acá para joderme el día! ¿Acaso no podía ir a otra plaza? — Recogió la lata cuando esta cayó, y luego caminó en dirección hacia el adulto que estaba inclinado ocultando algo sobre la arena.
 
— ¿Una escena del crimen? —Extendió la lata hacía el profesor desviando el rostro mientras fruncía el entrecejo —E-es por el café de la otra vez ¡No vaya hacerse una idea extraña! — Se sentó en la banca abriendo su propia lata — ¡Tómela ahora que está caliente! — ¿Porque de repente se sentía tan avergonzado?
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Joshua Buchholz
Profesor jefe: 1er año
avatar

Mensajes : 544
Fecha de inscripción : 17/12/2012
Edad : 31
Localización : Sala de ciencias quimicas

MensajeTema: Re: Der Kloß im Schnee [Priv. Okita]   Miér Abr 25, 2018 4:51 am

**Sus manos se detuvieron en el acto al oír aquella voz ¿No estaban siendo algo demandante? Se puso de pie y continuó dándole la espalda a la persona que tenía justo detrás, pero tras un largo momento de silencio, observó por encima de su hombro a aquella persona sin emitir ningún sonido más que el de sus dedos rozando la bufanda al momento de acomodarse.

Su rostro se llenó de un grato sonrojo, y recibió la lata de café sin saber que estaba sucediendo exactamente, pero el calor que emanaba de su pecho era suficiente como para abrigarlo por completo.

No podía negar el hecho de que estaba deprimido, pero aquella actitud de Okita le pareció bastante linda, por lo tanto no dudó en aceptar esa orden y sentarse a su lado cargando su cabeza en el hombro ajeno.


—Un perro muerto… —

Tomó el borde de su propia bufanda y cubrió parcialmente su boca, observando nuevamente el bulto en la nieve, y luego simplemente bebió de aquel café sonriendo ligeramente. ¿El menor era un héroe? Justo cuando peor se sentía aparecía para alegrarlo con aquella actitud tan caprichosa que tenía.

Había algo en el aroma de Okita que lo hacía sentir tranquilo, y sonrió ligeramente al sentirse tan cerca de él.


—Por favor, déjame estar así solo un poco… —

Susurró abriendo lentamente sus ojos azules mientras miraba a los alrededores. Hacía frio, tenía un café en sus manos y al chico de sus sueños a su lado, aun así se sentía realmente miserable porque pensaba completamente que estas circunstancias dignas de sus más profundos sueños solo habían sido coincidencias. **

—¿Estás esperando a alguien? —
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Okita Souji
Alumno 2do año
avatar

Mensajes : 535
Fecha de inscripción : 16/12/2012
Localización : En cualquier sitio

MensajeTema: Re: Der Kloß im Schnee [Priv. Okita]   Dom Abr 29, 2018 6:28 pm

Aquel hombre parecía ser tan impulsivo a veces, pero le sorprendió el recibimiento tosco y falto de energía, incluso aquella forma de apoyarse en su hombro era extraña en él. Era gracioso de todas formas, porque por mas que lo negara, su rostro, y su corazón le gritaban todo lo que estaba sucediendo.
 
No estaba seguro cuando comenzó a sentirse así, pero cada vez que veía a Joshua Buchholz era más consciente de sus propios sentimientos. Estaba atrapado en una situación que no sabía, y el olor al perfume cítrico del maestro no ayuda a aclarar su cabeza, solo volvía todo más confuso.
 
—¿Usted se encuentra bien? —  Desvió el rostro hacía otro sitio, y bebió de su propio café sin intenciones de mirar al adulto. Estaba muerto de nervios y vergüenza, ¿Cómo podría hacerlo de todas formas? Seguramente desde la mirada ajena, ambos parecían una pareja  y esa idea se cruzaba por su mente constantemente, taladrando su sentido común y dejando la oportunidad a la pregunta ¿Y que si lo fuéramos?.
 
Le sorprendió la última pregunta, incluso por un momento había olvidado que tenía una cita. Miró su celular. “Estoy un poco atrasada” y solo suspiró —Sí, pero … — su rostro nuevamente volvía a hacer eso que odiaba. Tecleó un breve mensaje “Dejemoslo para otro día, surgió algo” y guardó su celular sin esperar respuesta —Ya…Cancele…—  
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Joshua Buchholz
Profesor jefe: 1er año
avatar

Mensajes : 544
Fecha de inscripción : 17/12/2012
Edad : 31
Localización : Sala de ciencias quimicas

MensajeTema: Re: Der Kloß im Schnee [Priv. Okita]   Jue Mayo 24, 2018 2:56 am

Era realmente agradable, se sentía en paz, siempre que estaba con Okita se sentía de aquella forma, como si todas sus preocupaciones de adulto se iban directo por un tubo, y se abría paso a disfrutar la vida y la compañía.
 
Desde que era muy niño había vivido con muchas preocupaciones las cuales lo volvieron un adulto inestable. La presión de ser algo que todos querían que fuese versus su elección de vida constantemente le hacía sentir como alguien miserable por no cumplir las expectativas ajenas, pero con Okita ahí al lado nada de eso importaba.
 
Sintió un dolor en el pecho al saber que su amado estaba con alguien más, pero la sorpresa mayor llegó cuando este confirmó su más grande deseo. Alzó el rostro inmediatamente para observarlo, mientras sus mejillas que antes estaban casi tan pálidas como la nieve, se volvían increíblemente rosadas.
 
Sonrió ampliamente, quizás no lo había hecho durante el día y luego rodeó al menor en un abrazo cerrando sus ojos.

 — ¡Estoy muy feliz! ¿Pasarás el día conmigo? — se separó un poco, desviando el rostro mientras hacía un puchero —¿Q-quieres venir a mi departamento? —
 
Mentiría si dijera que no habían dobles intenciones, pero tampoco le desagradaba la idea de que no sucediera nada, solo quería estar con el, y esperaba que el asiático igual tuviera las mismas ganas, si no ¿Por qué habría cancelado aquella cita? Fue por eso que antes de oír alguna respuesta se acomodó en la banca, cargando su espalda hacía atrás, mientras que con su mano más cercana buscaba tomar aquella que tanto anhelaba, sin resultados más que el de sentir un ligero y agradable roce de aquella cálida piel. Eso era suficiente como para electrizar cada partícula de su cuerpo.
 
—N-no me sentía muy bien el día de hoy, podría decirse que estaba teniendo un día melancólico — Rió un poco rascando una de sus mejillas — Hehehe si no hubieras aparecido todo hubiera sido horrible para mi — Y finalmente, observó al menor sonriendo con suavidad — Gracias …—Tomó sus mejillas y robó un breve beso de aquellos labios.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Okita Souji
Alumno 2do año
avatar

Mensajes : 535
Fecha de inscripción : 16/12/2012
Localización : En cualquier sitio

MensajeTema: Re: Der Kloß im Schnee [Priv. Okita]   Mar Mayo 29, 2018 3:29 pm

Se sintió aliviado de ver al Sensei como se supone que siempre actuaba. Sonrió levemente porque esa actitud infantil y animada era la que disfrutaba observar. Quizás se había hecho dependiente a eso, a sentir que un hombre adulto con su vida resuelta dependía anímicamente de él, puesto que esto le daba una posición de poder, una que nunca había experimentado.
 
Se sonrojó inmediatamente con la propuesta del departamento, su vista se volteó hacia otro sitio, el ceño se frunció, y quitó su mano de la ajena de inmediato, cruzándose de brazos —Ni hablar —dijo de forma seca, sabía que ir hacía allá era prácticamente lanzarse a los brazos de aquel hombre para hacer-eso-que-no-quería-hacer pero que antes había sucedido. No estaba listo para lidiar con esa situación nuevamente, al menos no cuando sus propios sentimientos estaban tan confusos.
 
No le sorprendió lo dicho por el profesor después, lo había notado algo extraño, se había imaginado que algo no andaba bien con él, y era evidente, porque aquella personalidad rebosante de alegría al punto de ser un estúpido estaba apagada cuando él se acercó a saludarle, y esas cosas no eran fáciles de ignorar. No se había dado cuenta cuando se volvió tan consciente del profesor Joshua, de las actitudes del hombre adulto, de su timbre de voz cuando estaba alegre y el que cambiaba cuando estaba deprimido ¿Cuándo había pasado todo esto?.
 
De repente, un beso corto sobre sus labios que lo dejó más confuso de lo que ya estaba, y lentamente su rostro se fue sonrojando cuando su mente procesó lo que había ocurrido allí, frente a todo el mundo, soltando un alarido ligero que con el paso de los segundos se hacía más fuerte hasta culminar en un zape en la nuca del adulto.  — ¡¡¿Q-QUE ACABA DE HACER?!! E-ESTAMOS EN LA CALLE —Alzó la voz encogiéndose de hombros solo para luego desviar el rostro y cubrirse los labios con el dorso de su mano.
 
Mentiría si dijera que no se sentía nervioso, había bajado la guardia a tal punto que el maestro lo había besado en la calle, y ahora mismo no sabía como debía continuar.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Joshua Buchholz
Profesor jefe: 1er año
avatar

Mensajes : 544
Fecha de inscripción : 17/12/2012
Edad : 31
Localización : Sala de ciencias quimicas

MensajeTema: Re: Der Kloß im Schnee [Priv. Okita]   Miér Jun 20, 2018 6:53 pm

Durante toda su vida hasta convertirse en adulto ningún rechazo se sintió más agradable como el que le daba Okita Souji, de alguna forma esa constante expresión de desagrado cuando estaban juntos y aquellas ligeras muestras casi imperceptibles de afecto era lo que lo tenía ahí amarrado a sus sentimientos, la negación ajena mientras mantenía ese lindo sonrojo en su rostro y su voz temblaba nerviosamente lo atrapa de formas inimaginables, torturándolo constantemente hasta la más grácil satisfacción.
 
Rió sin evitarlo, casi todo era muy espontaneo cuando estaba con Okita, eso le gustaba, porque podía ser el mismo sin dificultad alguna, podía entregarse a Okita sin temor al que diría porque aquel menor ya conocía cada porción de su cuerpo.
 
El golpe hizo que perdiera un poco el equilibrio, alzó rápidamente el rostro quejándose ruidosamente — Uwaaah!!! Eso sí me dolió — Hizo un puchero aun sosteniendo su cabeza con sus manos — Okita cruel, solo fue un be-si-to~ —Agregó juguetonamente acercándose un poco para susurrar — No se compara con todo lo que quiero hacerte — Entrecerró sus ojos y lamió sus propios labios, sintiendo como el asiático gatillaba sus más bajos instintos.  
 
Se puso de pie casi en el acto, y observó el fino manto de nieve que cubría todos los alrededores, las personas, las parejas, los niños, incluso observó de reojo al perro muerto, y luego observo la linda piel de Okita, en total contraste con todo lo antes visto. — ¿Vamos a comer algo? —Sonrió, no podía hacer otra cosa con Okita ahí presente, porque la felicidad brotaba sola, el alma se le calentaba, y todo lo negativo y autocritico se iba por un tubo, solo quería ser feliz, quería ser feliz con él y quería que Okita fuera feliz con su persona, el lejano sueño de ser una pareja hacía que incluso alguien como el creyera en los milagros.
 
Se volteó, caminando con sus manos hacía atrás, solo para observarlo fijamente sin dejar de sonreír con ánimo — ¿Te gustaría una pizza? Hace tanto frio que pensar en una pizza caliente me hace feliz — Alzó la mirada distraídamente hacia arriba —Quizás pizza con algún té o café ¿Qué opinas? — Llevó las manos a sus bolsillos luego, volteándose para observar el camino, esta podía contar como la segunda vez en la que tenían una cita, o al menos algo parecido a una cita, su corazón latía con fuerza, estaba emocionado, quería compartir más momentos así con él, esperaba poder hacerlo.
 
Observó a la distancia un pequeño restaurant variado, e intentó agudizar su vista para ver la carta pero no alcanza a mirar bien —¿Crees que allá tengan pizza? — Preguntó, pero de todas formas observó hacía la lejanía —Sé que más allá si hay una pizzería ¿Prefieres caminar? — Esperó la respuesta atento.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Der Kloß im Schnee [Priv. Okita]   

Volver arriba Ir abajo
 
Der Kloß im Schnee [Priv. Okita]
Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» Un dulce aroma... [Privado Okita Souji]
» Haruto Okita I.D.
» (Prologo Hitokiri)
» Crepusculo Presentador (Priv. Akumi)
» The Zombie Way (Priv. Camile Longtride, Shura, Bálthazar, Lafayette, Fye)

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Wertvolle Preise Institute :: Ciudad y vecindario :: Lugares de entretención :: Plaza y parques-
Cambiar a: